INTERIORIDAD DE JESÚS. EL MISTERIO DEL CORAZON DE CRISTO (II)

INTERIORIDAD DE JESÚS. EL MISTERIO DEL CORAZON DE CRISTO (II)

P. Luis María Mendizábal Pero hay un segundo paso. La mirada contemplativa no termina aquí. Hay aspectos que se atribuyen a la devoción al Corazón de Jesús, quizás por defecto de exposición de nuestra parte, por falta de suficiente declaración, pero que de ordinario se localizan en la presentación de la devoción al Corazón de Leer másINTERIORIDAD DE JESÚS. EL MISTERIO DEL CORAZON DE CRISTO (II)[…]

INTERIORIDAD DE JESÚS. EL MISTERIO DEL CORAZON DE CRISTO

INTERIORIDAD DE JESÚS. EL MISTERIO DEL CORAZON DE CRISTO

P. Luis María Mendizábal Se ha hablado de crisis de la devoción al Corazón de Jesús, y al presentar esa crisis se ha insistido, con demasiada facilidad, en que la crisis estaba en las imágenes y en el lenguaje. Con razón el P.J. Ladame recalca que no puede admitirse que una crisis de cosa tan Leer másINTERIORIDAD DE JESÚS. EL MISTERIO DEL CORAZON DE CRISTO[…]

La reparación al Corazón de Jesús y las nuevas tendencias cristológicas (II)

La reparación al Corazón de Jesús y las nuevas tendencias cristológicas (II)

P.Cándido Pozo. S.J. La crisis actual de la cristología             La actual crisis doctrinal en la Teología católica presenta caracteres alarmantes, pero quizás pocos lo sean tanto como los que se manifiestan en la cristología. Tras una crítica a la Cristología calcedonense, que se pretende ininteligible de inadaptada a la mentalidad del hombre de hoy, Leer másLa reparación al Corazón de Jesús y las nuevas tendencias cristológicas (II)[…]

La reparación al Corazón de Jesús y las nuevas tendencias cristológicas

La reparación al Corazón de Jesús y las nuevas tendencias cristológicas

P.Cándido Pozo. S.J. En el culto debido al Corazón de Jesús la reparación por los pecados tiene, sin la menor duda, mi puesto central. Ello es así tanto en los documentos pontificios que describen las características esenciales de este culto, como las revelaciones de Paray le Monial, las cuales y ser su fundamento último –El Leer másLa reparación al Corazón de Jesús y las nuevas tendencias cristológicas[…]

Simbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana (IV)

Simbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana (IV)

P.Cándido Pozo. S.J. La antropología patrística A pesar de la tradición bíblica, sintetizada en las páginas anteriores, que privilegiaba el término «corazón» como centro de vida anímica, el tema del Corazón de Cristo tuvo que abrirse camino lentamente en la vida de la Iglesia. Ello se debió probablemente a la difícil situación en que se Leer másSimbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana (IV)[…]

Simbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana (III)

Simbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana (III)

P.Cándido Pozo. S.J. El lenguaje bíblico En 26 ocasiones se habla en el Antiguo Testamento del «corazón» (leb) de Dios. Se trata, sin duda, de la aplicación a Dios de un término antropomórfico. Pero no creo que con decir esta observación trivial se resuelva nada. Más bien, lo decisivo consiste en que Dios asume para Leer másSimbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana (III)[…]

Simbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana (II)

Simbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana (II)

P.Cándido Pozo. S.J.     El símbolo  La necesidad de un símbolo Una teología correcta de la Encarnación puede plantearse desde ángulos muy diversos. Uno de ellos sería, sin duda, el ontológico. Desde él la conexión entre Encarnación y obra redentora resulta siempre patente sea que la redención se explique bajo el concepto de comunión Leer másSimbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana (II)[…]

Simbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana

Simbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana

P.Cándido Pozo. S.J. Las presentes consideraciones no desean, en modo alguno, reducirse a ser un estudio erudito sobre el simbolismo de la palabra «corazón» en la tradición bíblica y en los momentos más culminantes de la historia Cristiana. Es claro que en el contexto en que se pronuncian, dentro de un Congreso teológico dedicado a Leer másSimbología del «Corazón» en la Biblia y en la tradición Cristiana[…]

Corazón de Jesús, delicia de todos los Santos.

Corazón de Jesús, delicia de todos los Santos.

San Juan Pablo II La Iglesia se alegra hoy por aquella “inmensa muchedumbre” que la liturgia nos ha invitado a contemplar en la solemnidad de todos los Santos. Ante un espectáculo tan exaltante sube espontáneamente a los labios la invocación de las letanías: “Corazón de Jesús, delicia de todos los Santos, ten piedad de nosotros.” Leer másCorazón de Jesús, delicia de todos los Santos.[…]

Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan. Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren.

Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan. Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren.

San Juan Pablo II En esta hora del Ángelus detengámonos durante algunos instantes Para reflexionar sobre esa vocación de las letanías del sagrado Corazón, que dice:” Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan, ten piedad de nosotros. “ En la Sagrada Escritura aparece constantemente la afirmación de que el Señor es “un Leer másCorazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan. Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren.[…]

Corazón de Jesús, víctima por los pecadores

Corazón de Jesús, víctima por los pecadores

San Juan Pablo II             Esta invocación de las letanías del Sagrado Corazón nos recuerda que, según la palabra del apóstol Pablo, “fue entregado por nuestros pecados” (Rom 4,25); Pues, aunque no había cometido pecado, “Dios lo hizo pecado por nosotros” (2Cor 5,21): sobre el Corazón de Cristo cargo, enorme, El peso del pecado del Leer másCorazón de Jesús, víctima por los pecadores[…]

Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra

Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra

San Juan Pablo II Rezando con fe esta hermosa invocación de las letanías del Sagrado Corazón, un sentimiento de confianza y seguridad se difunde en nuestro espíritu: Jesús es de verdad nuestra paz, nuestra suprema reconciliación. Jesús es nuestra paz es bien conocido el significado bíblico del término “a” dos indica, en síntesis, la suma Leer másCorazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra[…]

Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra

Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra

San Juan Pablo II             Esta invocación de las letanías del Sagrado Corazón, fuerte y convencida como un acto de fe, encierra en una frase lapidaria todo el misterio de Cristo redentor; nos recuerda las palabras que Jesús dirigió a Marta, afligida por la muerte de su hermano Lázaro: “Yo soy la resurrección y la Leer másCorazón de Jesús, vida y resurrección nuestra[…]

Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo

Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo

San Juan Pablo II Dios, creador del cielo y de la tierra, es también “el Dios de toda consolación” (2 Cor 1,3). Numerosas páginas del Antiguo Testamento nos muestran a Dios que, en su gran ternura y compasión, consuela a su pueblo en la hora de la aflicción. Para confortar a Jerusalén, destruida y desolada, Leer másCorazón de Jesús, fuente de todo consuelo[…]

Corazón de Jesús, perforado por una lanza

Corazón de Jesús, perforado por una lanza

San Juan Pablo II              Pocas páginas del Evangelio a lo largo de los siglos han atraído la atención de los místicos, de los escritores espirituales y de los teólogos tanto como el pasaje del Evangelio de san Juan que nos narra la muerte gloriosa de Cristo y la escena en que le atraviesan el Leer másCorazón de Jesús, perforado por una lanza[…]

Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte

Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte

San Juan Pablo II              Esta invocación de las letanías del Sagrado Corazón nos invita hoy a contemplar el Corazón de Cristo obediente. Toda la vida de Jesús está bajo el signo de una perfecta obediencia a la voluntad del Padre, suprema y coeterna fuente de ser.  Uno solo es su poder y su gloria, Leer másCorazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte[…]