Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXXI)

Nuevas conquistas para su querida devoción.     No parece sino que el H. Bernardo hubiera tenido el presentimiento de que su vida iba a ser muy corta. ¡Tanta fue la diligencia con que se dedicó a preparar los caminos del Señor, es decir, a dar a conocer y propagar la devoción al Sagrado Corazón Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXXI)[…]

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXX)

Por vez primera se celebra la Fiesta del Sagrado Corazón                 Se trata de una celebración privada, íntima, sin ninguna resonancia exterior. El que la celebra es el P. Hoyos. Nadie lo advierte. Las cosas sucedieron así.   Se comprende, después de lo que llevamos relatado, que el corazón del H. Bernardo fuera Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXX)[…]

Beato bernardo de hoyos

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXIX)

Se empieza a hablar públicamente del Sagrado Corazón de Jesús     No podemos imaginarnos con exactitud lo que fue la vida del H. Bernardo por estos días de la segunda quincena del mes de mayo de 1733. Saberse en posesión de una verdad tan sublime y delicada, conocer libre de toda engañosa ilusión que Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXIX)[…]

Bernardo Francisco De Hoyos

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXVIII)

Empieza a actuar el apóstol     Hasta aquí el P. Hoyos había sido el confidente privilegiado del Corazón de Jesús. De ahora en adelante, empezaría a ser el apóstol de la nueva devoción. Tarea mucho más difícil que la primera porque siempre es más ingrato tratar con los hombres que con Dios.   ¿Cómo Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXVIII)[…]

Bernardo Francisco De Hoyos

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXVII)

Así lo entendió el P. Hoyos     Seguimos refiriéndonos a lo que con gozo comprensible hemos llamado “la Gran Promesa”. La de que el Corazón de Jesús ha de reinar en España con más veneración que en otras partes.   Decíamos en el capítulo anterior que muchos españoles puestos a considerar el precioso tesoro Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXVII)[…]

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXVI)

Entendamos bien la Gran Promesa.     Desearía que este artículo no causara extrañeza en el ánimo del lector. No pretende causarla. Aspira únicamente  a que el lector reflexione.   La devoción al Corazón de Jesús en España, fuerte y muy extendida, es sumamente provechosa. Debe serlo más todavía y esperemos que lo será. Sin Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXVI)[…]

Beato bernrdo de hoyos escribiendo una carta

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXV)

El hallazgo del libro del P. Gallifet, el 3 de mayo y las palabras que “clara y distintamente” le dijo el Señor en el momento de comulgar al día siguiente dejaron al H. Bernardo sumido en una ansiedad que hubiera llegado a ser aniquiladora si Dios no hubiese querido satisfacerla con sucesivas revelaciones. Tenemos que Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXV)[…]

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXIV)

El elegido de Dios.     Muy propio de los planes de Dios es el que frecuentemente no sean conocidos en su totalidad hasta después de  ejecutados. Sus caminos no son nuestros caminos. Y no necesita su omnipotencia atemperarse a nuestros procedimientos para conseguir sus fines.   ¿Quería el Señor escoger al P. Bernardo para Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXIV)[…]

Beato bernardo de hoyos

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXIII)

Su alma se prepara más y más     Pronto vamos a llegar al año 1733, cuando el Sagrado Corazón de Jesús distingue al H. Bernardo con la más grata de sus revelaciones, la de la Gran Promesa. Es interesante conocer algunos antecedentes con el fin de que podamos formar certero y cabal juicio, en Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXIII)[…]

Busto de Bernardo de Hoyos

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXII)

De nuevo la paz en su alma                 Conocemos por el artículo anterior la razón de sus temores. Una congoja mortal afligía su alma y parecíale “que tenía engañados a sus directores y debía desengañarlos, so pena de condenarse, confesando haber sido ficción y mentira cuando les había referido y hecho creer de Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXII)[…]

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XXI)

Temores en el favor     Este es el título con que se conoce uno de los más bellos sonetos de Lope de Vega.   Cuando en mis manos, Rey Eterno os miro y la cándida víctima levanto, de mi atrevida indignidad me espanto, y la piedad de vuestro pecho admiro. Tal vez el alma Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XXI)[…]

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XX)

San Francisco de Sales, Director de su espíritu     Mes de enero de 1732. Días crudos de invierno de aquel Valladolid de hace dos siglos. Apenas transita nadie por las calles sucias y estrechas de la Ciudad a la caída de la tarde. Los vallisoletanos se recogen muy pronto a sus hogares obligados por Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XX)[…]

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XIX)

Cómo vivía la Semana Santa     Cuando este número de REINARÉ llegue a vuestras manos, faltarán muy pocos días para que la grandiosa liturgia de la Semana Mayor sacuda nuestro espíritu con el estremecimiento de sus evocaciones conmovedoras.   En el análisis que vengo haciendo de la vida del P. Hoyos, uno de los Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XIX)[…]

Bernardo Francisco De Hoyos

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XVIII)

Director de un alma que deseaba ser mejor     Esta pluma mía, pincel de pobres y escasos colores, se dedicó algún tiempo a trazar sobre las páginas de REINARÉ estampas iluminadas de la vida del P. Hoyos. La última apareció en octubre de 1945. Ignoro por qué circunstancias se vino abajo el caballete de Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XVIII)[…]

Beato Bernardo Francisco Hoyos, Presbítero Jesuíta

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XVII)

Un condiscípulo que se hace santo.     En los Seminarios y casas de formación de las órdenes religiosas suele haber, con frecuencia, hechos de una categoría espiritual inmensa que, si se conocieran, causarían asombro y estupefacción. Velados en la penumbra silenciosa de una vida de disciplina honesta y recatada, no trasciende al exterior y Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XVII)[…]

Busto de Bernardo de Hoyos

Vida del beato Bernardo de Hoyos (XVI)

El mejor profesor de Teología   En los Seminarios y casas de estudio de todo Instituto Religioso, hay un momento ansiosamente deseado por los alumnos: es el de matricularse por primera vez en el curso teológico. Los estudios humanísticos, primer paso en la carrera eclesiástica, son maravillosos e insustituibles para lograr el desarrollo de las Leer másVida del beato Bernardo de Hoyos (XVI)[…]